Tal es la presencia de Madrid en el arte que podríamos considerarla una musa más. Músicos que mezclaron su sangre con la Gran Vía. Cineastas que sacaron del asfalto imponentes latas repletas de celuloide. Escritores brillantes como el neón de Schweppes. Infinitas travesías entre calles y ríos de gente con historias aún por escribir. Madrid, es una religión. Madrid es de todos y de nadie y por eso nos reconocemos en cada filme con la tajante frase incontenible: “yo he estado ahí”. Madrid tiene un latido, una vibración especial, una llamada, una dureza que sirve de cámara y lente de tantas historias de cine. Madrid con sus desiertos impensables, con sus multitudes sin nombre, nos ha tocado el corazón, incluso desde la imponente pantalla de un cine de barrio. Madrid, les espera a todos. Gracias, Madrid. El Madrid de cine nos propone un recorrido por la cinematografía española.

“Abre los ojos”, Madrid de cine

Madrid de cine- "Abre los ojos" en plena Gran Vía

Amenábar ha sido uno de los responsables de poner Madrid en el mapa del cine internacional. Abre los ojos, es el perfecto catálogo de espacios abiertos de Madrid. En la retina de todo cinéfilo ha quedado la impactante estampa de la Gran Vía. Y es que la Gran Vía se define por el imponente trasiego de peatones y vehículos. Sin embargo, en Abre los ojos, encontramos una imagen completamente diferente. Eduardo Noriega corre por una Gran Vía totalmente desierta. No hay ni un solo coche, ni un ciudadano a pie. Según los diarios de rodaje, esta escena se grabó en pleno mes de agosto, justo después de amanecer. Tan grande es el peso de esta escena en cuestiones de despliegue de medios y condiciones ambientales, que fue rodada un año antes de que comenzara el rodaje de la película.

Abre los ojos es Madrid en estado puro. La escena que entraña el clímax total de esta película se lleva a cabo en el la azotea de la Torre Picasso.  Este imponente edificio se encuentra en el corazón financiero de Madrid, en pleno paseo de la castellana. Abre los ojos, se ha convertido en toda una obra de culto dentro del cine español. Y con su éxito, nos empuja a contemplar las maravillas de la Gran Vía y la Torre Picasso.

“El ultimátum de Bourne”, Madrid de cine también en el extranjero

Madrid de cine- Atocha, la entrada de Bourne

La saga de Bourne es una de las sagas de acción más reconocidas a nivel internacional. Bourne el icono sin memoria, se pasea en esta entrega por todo Madrid. “El últimatum de Bourne” es la tercera edición de la saga y es reconocida por ser una de las mejores películas de la estirpe Bourne. En esta ocasión Matt Damon viaja a Madrid con la intención de buscar pistas que ayuden a reconstruir su pasado. La puerta de entrada a Madrid es la emblemática estación de atocha. Y como no puede ser de otra manera Damon toma un taxi madrileño, con su icónica franja roja, para viajar por toda la capital.

Durante las escenas rodadas en Madrid, Bourne encuentra pistas sobre su pasado que le llevan a Tánger. Aunque no todo el filme se desarrolla en Madrid. La ciudad queda ampliamente retrata gracias a la utilización de diversos planos aéreos que plasman a la perfección el carácter de la capital.  Espacios tan reconocibles como Cibeles o la Plaza de Las Ventas toman la pantalla de la mano de Bourne. A los cinéfilos avanzados les retamos a que salgan plano en mano a buscar las cafeterías puramente madrileñas que visita Matt Damon en su trasiego por Madrid.

“La gran familia”, el clásico español imperdible

Madrid de cine - "La gran familia" perdida en Plaza Mayor

“La gran familia” es uno de los grandes clásicos españoles en blanco y negro y para toda la familia. Estrenada en 1962, se mantiene en el ideario cinematográfico español como un relato tierno y amable de la realidad de las familias. “La gran familia” ha copado horas de televisión en sus más de 50 años de existencia. Es de visionado obligatorio para todos los que quieran empaparse del espíritu de las familias que, en el fondo, no han cambiado tanto. Madrid de cine, también en los clásicos.

La escena final de la película, la más emotiva. Se desarrolla en plena Plaza Mayor de Madrid. El abuelo, el genio Pepe Isbert, acude al mercadillo navideño con todos sus nietos. El mercadillo navideño es uno de los eventos más multitudinarios de la Plaza Mayor de Madrid. Y plena muchedumbre, el más pequeño de la familia se pierde. El abuelo desesperado le busca por toda la plaza desesperado. “¡Chenchu! ¡Chenchu!” se convirtió en un grito popular de los mercadillos navideños de Madrid. Visiten la plaza mayor y háganse a la idea de lo que puede ser perder un niño en un espacio de tales dimensiones. No se preocupen, Chenchu apareció.

“La fría luz del día”, reparto de lujo, Madrid de cerca

Madrid de cine - Persecución por Las Ventas

“La fría luz del día” es un filme de acción que sucede en Madrid. El reparto es impresionante: Bruce Willis, Sigourney Weaver y Henry Cavill, antes de ser el último Superman.  Se trata de una coproducción entre Estados Unidos y España así que veremos en acción a Verónica Echegui y a Óscar Jaenada, entre otros.

La película comienza en Ibiza aunque el grueso de la acción se concentra en Madrid y pasea a Henry Cavill por todo el centro y también por las discotecas madrileñas. Sin embargo, la escena más impresionante es la persecución en coche que finaliza en el la Plaza de Toros de Las Ventas. Toda la película en sí es un mapa turístico de Madrid. Y prometemos que hará las delicias de todo amante de Madrid, los viajes y el cine de acción.

Travelodge, el Madrid de cine a un paso

Madrid de cine - Travelodge a un paso de toda la acción

Todos los amantes del cine tienen una cita obligada en Madrid. La ciudad es un decorado en vivo que hará las delicias de todo viajero. Presten mucha atención a estas películas y hagan ya sus planes para visitar Madrid. No dejen escapar esta oportunidad de visitar los escenarios de sus películas favoritas y reserven ya su estancia en Travelodge Torrelaguna y en Travelodge Alcalá, a un paso de toda la acción. Travelodge, pone un poco más cerca su visita de cine a Madrid.