Si pensamos en Barcelona, pensamos en contrastes, en cultura, en mil sitios que ver. Y lo mismo pensaron muchos directores de cine que decidieron dar el papel protagonista a Barcelona. Las imponentes avenidas, el modernismo y los paisajes con el mar de fondo han tomado nuestras pantallas y nuestro recuerdo.  Señores visitantes, tomen asiento en sus butacas y déjense atrapar por la gran dama del cine: Barcelona. Presten atención y tomen nota, les presentamos los escenarios reales de sus películas favoritas. Les presentamos una lista con cuatro películas imperdibles. Si está planeando una escapada a Barcelona, no dude en ver estos largometrajes. Le prometemos que deseará visitar Barcelona cuanto antes.  Si Barcelona cautivó a Woody Allen, a Michelangelo Antonioni y a los zombies de Rec, le aseguramos que deseará volver a la ciudad condal.

Casa Argerich, Barcelona de cine de terror

Casa Cedimatexsa

Situado en el número 34 de la Rambla de Cataluña, este edificio está aparentemente abandonado. También conocido como Edificio Cedimatexsa, albergó desde su construcción, en 1914, varias empresas textiles. Su último propietario, Jaume Algerich Twose, decidió en 2004 alquilarla como plató de cine. Desde entonces se han rodado 10 filmes entre sus paredes, aunque los más populares han sido las dos primeras entregas de la saga Rec.

Casa Argerich es el eslabón que une la majestuosidad del modernismo barcelonés con el cine de auténtico terror. Ningún viajero volverá a recorrer las amplias escaleras de caracol de una casa modernista sin mirar hacia atrás. Una legión de fans de la saga Rec recorre las ramblas en busca de la casa donde perecieron la periodista Ángela, su cámara Pablo y varios miembros de los Mossos d’Esquadra y Bomberos de Barcelona.  La Casa Argerich está libre de Zombies. O quizás no… Los curiosos viajeros deberán visitarla y comprobarlo con sus propios ojos.

Cementerio de Montjuïc, perfecto para el cine

Barcelona de cine- Cementerio de Montjuïc

Se trata de uno de los espacios más interesantes de Barcelona y como tal, es parte de la Barcelona de cine. Todo viajero que haya abandonado Barcelona en autobús ha tenido la oportunidad de ver desde la carretera la inconfundible ladera del cementerio de Montjuïc. Este camposanto aúna unas vistas mágicas con un espacio de recogimiento y respeto. Las vistas del mar y el puerto mercante están reservadas a los que allí reposan. Sin embargo, también las hemos visto en el cine.

Intentaremos no romper el argumento de la película. Pero Pedro Almodóvar eligió el cementerio de Montjuïc para cerrar uno de los filmes que lo consagró como director de culto. La escena final de “Todo sobre mi madre”, estrenada en 1999, celebra un sepelio en el cementerio de Montjuïc. El momento, de especial recogimiento, gana solemnidad al contrastar el dolor de una pérdida con la luz y el ambiente cálido y luminoso de Montjuïc.

Barcelona, la musa de Woody Allen

Barcelona de cine - Parque Güell y Woody Allen

Vicky Cristina Barcelona no tiene como protagonista a Penélope Cruz, ni a Rebecca Hall, ni siquiera a Javier Bardem. El cúmulo de la acción recae en las calles de Barcelona y sus imponentes espacios cubiertos por la primavera mediterránea. Woody Allen es conocido por tener como iconos a las principales capitales mundiales. Ya dedicó filmes a París y Nueva York y en el año 2008 se decidió por declararle su amor a Barcelona. Contar con Woody Allen como director convierte una vez más esta ciudad en una Barcelona de cine.

Recomendamos a los viajeros que mantengan bien abiertos los ojos mientras ven esta película. No veremos un solo espacio de la ciudad. Vicky Cristina Barcelona, es todo un catálogo turístico y a la vez una declaración de amor a los parques y jardines de la ciudad. Una de las escenas más emblemáticas sucede en el Parque Güell.  Javier Bardem y Rebecca Hall conversan en torno a la fuente con forma de lagarto del emblemático parque. Tengan este largometraje a mano cuando visiten Barcelona, les servirá de plano turístico.

A La Pedrera con Jack Nicholson

Barcelona de cine- La Pedrera

Michelangelo Antonioni decidió rodar El Reportero en el año 1975. Antonioni, es reconocible por su gran pasión por la arquitectura. Sus obras se encuentran repletas de escenas rodadas en espacios especialmente icónicos. ¿Qué hay más icónico en Barcelona que Gaudí? Esta película es un auténtico roadtrip salpicado de elementos periodísticos y presenta una huida hacia adelante para huir del fracaso profesional del protagonista.

Barcelona no es el único lugar de la geografía española que aparece plasmado en este filme, que fue rodado durante la dictadura franquista en el año 1973. Aunque el curioso viajero será capaz de descubrir Málaga, Sevilla, Marbella y Almería, una de las escenas más impactantes sucede en la terraza de La Pedrera.  Jack Nicholson vive una primera cita con Maria Schneider en la terraza de La Pedrera, a partir de ese momento se convierten en compañeros de viaje. “El Reportero” ha pasado a ser considerada una película de culto y es toda una joya para todos los que deseen conocer los grandes paisajes de España.

Hoteles Travelodge, perfectos para la visitar la Barcelona de cine

Barcelona de cine - Reserva en el Travelodge Barcelona Fira

Los Hoteles Travelodge le ofrecen la relación calidad-precio que está buscando en Barcelona. Gracias a Travelodge su escapada al  Barcelona está un poco más cerca. Le recomendamos dos ubicaciones muy bien comunicadas que le favorecerán en su visita a Barcelona. Travelodge Barcelona Poblenou, presenta todas las comodidades para que su escapada a Barcelona sea perfecta. Disfrute de la ciudad al máximo y después obtenga su merecido descanso y disfrute de nuestros fantásticos desayunos. Si está deseando disfrutar de los espacios de  cine, pero en un área tranquila el Travelodge Fira Barcelona le ofrece una muy buena ubicación, a un paso de la Fira de Barcelona y perfectamente comunicado por metro. Reserve ya su estancia en Travelodge Fira Barcelona. Si por el contrario busca una ubicación más céntrica le proponemos el Travelodge Barcelona Poblenou, está en pleno centro de Barcelona, a un paso del metro y, por tanto, a solo unos minutos de cualquier punto  de Barcelona. No se lo piense dos veces y reserve ya su habitación en el Hotel Travelodge Barcelona Poblenou. No se lo piensen dos veces y reserven ya su estancia para disfrutar de los espacios de la Barcelona de cine.