La sala Razzmatazz está de aniversario y si normalmente su programación musical es una de las de mayor calidad de la capital catalana, este mes de celebración, con actuaciones prácticamente cada día, está cargado de interesantes conciertos y se hace realmente difícil elegir uno. Nuestra recomendación es la banda británica Editors, que aterrizarán el 19 de octubre en la ciudad con su cuarto disco bajo el brazo.

Formados en 2003, durante esta década han experimentado una gran evolución en su sonido, sin perder el carácter indie de sus inicios. Cuando comenzaron, se les encuadró en el post-punk revival, por su similitud con bandas de referencia como Joy Division, The Cure y The Smiths, pero han sabido crear su propio e inconfundible estilo.

Su primer single, Bullets, del que solo se editaron 500 copias, vio la luz en 2005 y pronto comenzó a circular por emisoras de radio, al mismo tiempo que su número de fans no dejaba de crecer. Después, llegaba su primer larga duración, The Back Room, y con él el paso por algunos de los mejores festivales internacionales: Lollapalooza, Coachella y Bennicàssim.

Con crítica y público unidos en su admiración hacia la banda, el segundo disco no se hacía esperar. En 2007, salía al mercado An end has a start. Baladas, versiones de grupos tan dispares como Stereolab o REM no hacían sino confirmar la amplitud de miras y ambición de Editors. Algo que quedó de manifiesto en su tercer álbum, This light and on this evening (2009), un trabajo en que harían un mayor uso de los sintetizadores y los ritmos electrónicos.

El punto de inflexión llega en 2012, cuando su fundador y guitarrista, Chris Urbanowicz, que no estaba de acuerdo con la evolución en el sonido del grupo, abandona la formación. Un revés que no solo no les ha frenado, sino que ha dado como fruto su último trabajo, The weight of your love (2013). Una grabación hecha con mimo y que les ha mantenido en el estudio durante casi un año. El resultado merece la pena: un sonido más maduro, con mucho más rock en su fondo y claramente ambicioso, que les sitúa en un nuevo futuro aún más prometedor.

 

Su concierto en Razzmatazz es una de las únicas 4 actuaciones que tendrán lugar en nuestro país y es una gran ocasión para disfrutar de uno de los grupos indie del momento y de su enérgico directo. Además, contarán con la presencia de los belgas Balthazar y su rock alternativo como teloneros. Una noche que no decepcionará a los amantes de la música y los conciertos intensos. La entrada cuesta 30 euros anticipada y 35 euros en taquilla y puede ser adquirida online desde la propia web de Razz.

En cuanto al alojamiento, si te quedas en nuestro hotel Travelodge de Poblenou, estarás muy cerca de la sala (a 5 minutos andando) y no tendrás que preocuparte de desplazamientos.